Batalla de Montiel


Video de la Batalla de Montiel

Battle_of_Montiel


Segundo video de la Batalla de Montiel

SoldadoMontiel

Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor.
Bertrand Du Guesclin

Advertisements

LA GUERRA DE LAS DOS ROSAS

Image

Después de que volvieron a Inglaterra ninguno quería disminuir su estado, pero los bienes no eran suficientes en el reino para satisfacer a todos y se movió guerra entre ellos, por el poder, que ha durado largos años: el rey Enrique VI, que había sido coronado rey de Francia e Inglaterra en París, fue puesto en prisión en la torre de Londres, declarado traidor y criminal de lesa majestad, y allí ha pasado buena parte de su vida y, al cabo, ha sido muerto. El duque de York, padre del rey Eduardo, muerto recientemente, se tituló rey. A los pocos días fue derrotado en batalla y muerto… El conde Warwick, que tanto poder ha tenido en Inglaterra, llevó al conde de la Marche –luego llamado rey Eduardo-  por mar a Calais, con algunas gentes, huyendo de la batalla. El mencionado conde de Warwick sostenía a la casa de York y el duque de Somerset a la casa de Lancaster. Tanto han durado las guerras que todos los de la casa de Warwick y de Somerset han sido decapitados, o muertos en batalla.

El rey Eduardo hizo morir a su hermano el duque de Clarence en una barrica de malvasía, porque se decía que quería hacerse con el trono. Pero después de que Eduardo murió, su hermano segundo, el duque de Gloucester, hizo morir a los dos hijos de Eduardo, declaró bastardas a las hijas, y se hizo coronar rey. Acto seguido pasó a Inglaterra el conde de Richemont, que ahora es rey (y que durante muchos años fue prisionero en Bretaña), y derrotó y mató en batalla a este cruel rey Ricardo, que poco antes había hecho morir a sus sobrinos. Y así, si no recuerdo mal, han muerto en estas disensiones de Inglaterra unos ochenta hombres del linaje real inglés.

(Commynes, Mémoires. Livre Premier, chap. VII. París, Pléiade, 1958).

 

ImageLa casa de Lancaster y La casa de York

 

“Yo aborrezco e…

SAMSUNG

“Yo aborrezco el lujo y me adiestro en la moderación. No tengo más que un traje y una sola comida. Como lo mismo que mi más humilde pastor y no tengo irrefrenables pasiones. En las empresas militares siempre me pongo a la cabeza, y durante el combate nunca me quedo atrás, gracias a lo cual logré realizar una gran obra y reunir en un solo reino el mundo entero”.

Gengis Khan